Quiero alquilar un local comercial. ¿Qué debo hacer?


Puntos básicos que debemos tener en cuenta antes de lanzarnos a la aventura del alquiler de un local comercial.

La ubicación ideal para nuestro negocio, los gastos que la apertura pueda generarnos, el entorno de nuestro futuro local…  Todo son dudas que nos planteamos en el momento de la adquisición de aquel local que andamos buscando.

Pero, ¿qué es lo que realmente debo hacer si quiero alquilar un local comercial? Hoy, en Urbinium, os detallamos los puntos básicos e iniciales que debemos tener en cuenta antes de lanzarnos a la aventura del alquiler de un local comercial.

 

LA UBICACIÓN, LA CLAVE DEL ÉXITO

Lo primero que debemos comprobar es si la actividad que queremos realizar está permitida en la zona donde queremos ubicarnos. Para saberlo, consultaremos con en el Plan General de Ordenación Urbana del municipio, a través del Ayuntamiento correspondiente.

Una vez dado este primer paso, debemos comprobar que la ubicación tenga una buena visibilidad, que sea de fácil acceso, que pase un flujo de personas considerable y, por último, que esté ubicado en un lugar donde se concentre gran actividad comercial.

Será muy importante, además de tener en cuenta el entorno en el que ubicaremos el local, establecer el target al que dirigiremos nuestro negocio.

 

LA COMPETENCIA NOS BENEFICIA

Nadie quiere que haya competidores de nuestro sector en el área de influencia de la zona, pero, en ocasiones, la suma de competidores nos puede beneficiar. ¿Sabéis por qué?

Porque así se conforma un polo de atracción para clientes de toda la población.

 

TENER EL CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

Desde el año 2013, es obligatorio por imperativo legal que los locales comerciales dispongan de su certificado energético.

Los gastos de consumo en aquellos locales con una certificación C o inferior pueden dispararse muy por encima de lo que teníamos previsto. Es por eso que recomendamos a los nuevos inquilinos valorar las últimas facturas del local para evitar desajustes en sus previsiones de gasto.

 

EL CONTRATO DE ARRENDAMIENTO

Una vez elegido el local ideal, debe existir un contrato por escrito que formalice dicho alquiler entre el arrendatario y el arrendador.

En él figurará la descripción del local, la duración del contrato, la renta a pagar, el importe de la fianza y cláusulas acordadas entre ambas partes, así como la responsabilidad de las obras en caso de reparación, las causas de extinción del contrato y las vías pertinentes para hacer cualquier tipo de reclamación en caso de incumplimiento de alguna de las partes.

 

LA LICENCIA DE APERTURA Y ACTIVIDAD

Antes de abrir un local comercial, será esencial obtener una licencia de apertura y actividad, que dependerá del tipo de actividad comercial que desarrollemos en el local.

Insonorización, acceso a minusválidos, higiene, manipulación de alimentos… Estas son algunas de las normas aplicables determinadas por el tipo de local.

 

Si habéis llegado hasta aquí es que todavía seguís con la idea de alquilar un local comercial. ¡Pues estáis en el mejor lugar! Os invitamos a contactar con nosotros, nuestro equipo estará encantado de atenderos.